El blog de la Energáa

Endesa, presidida por Borja Prado, presenta sus cuentas de 2013

Borja PradoLas cuentas presentadas por la compañía reflejan una buena evolución del negocio en Latinoamérica que mitiga el impacto de las medidas regulatorias y fiscales así como un descenso de la demanda eléctrico en España y Portugal

El beneficio neto obtenido en 2013 por la energética que preside Borja Prado, Endesa, ha supuesto una reducción del 8% en relación a los resultados de 2012. Es decir, el beneficio neto ha sido de 1.879 millones de euros.

Esta caída en los beneficios se debe especialmente a las medidas introducidas en España en 2012 y 2013. En concreto el beneficio neto del Negocio de España y Portugal cayó un 17%, 234 millones de euros menos.

Sin embargo, en Latinoamérica  los beneficios crecieron en 79 millones de euros debido a la evolución del negocio, y a la compensación de las variaciones de costes no trasladados a tarifa desde 2007 hasta febrero de 2013.

Generación de electricidad

Durante el ejercicio 2013 Endesa ha generado 132.427 GWh, un 6% menos que en el año 2012; sin embargo, las ventas alcanzaron los 157.634 GWh, una reducción de solo el 3%.

Los descensos se deben, fundamentalmente, a la evolución negativa de la demanda eléctrica en el Negocio de España y Portugal, agravada por la mayor aportación de energías renovables al sistema. Los ingresos fueron de 31.203 millones de euros, con una caída del 8%.

Resultado bruto de explotación

Por otra parte, el EBITDA o resultado bruto de explotación de la energética presidida por Borja Prado ha experimentado una reducción del 4%, caída que se corresponde con la del 14% en el Negocio de España y Portugal y con la subida del 7% en el Negocio de Latinoamérica.

En el Negocio de España y Portugal las medidas adoptadas por el Gobierno han supuesto un impacto de 933 millones de euros en el EBITDA; siendo el descenso de tan solo 519 millones gracias a la reducción de los costes fijos por un importe de 142 millones de euros, y a la evolución positiva del mix de producción y al menor precio durante todo el año en el mercado mayorista de electricidad.

En el caso de Latinoamérica el importe del resultado bruto de explotación ha aumentado en 234 millones de euros compensando el importe pendiente de 63 millones de euros de los sobrecostes excepcionales de compra de energía.

Aislando los dos efectos mencionados anteriormente, el buen comportamiento operativo de las sociedades participadas en Latinoamérica ha permitido absorber el impacto negativo de 349 millones de euros sobre el EBITDA de la devaluación de las monedas latinoamericanas con el euro.

Resultado de explotación

Asimismo, el resultado de explotación o EBIT ha caído un punto menos que el EBITDA, tan sólo el 3% hasta 4.302 millones de euros.

La disminución del 7% en el epígrafe “Amortizaciones y Pérdidas por Deterioro” está directamente relacionado con esta cifra. Esta acción se produjo como consecuencia del saneamiento extraordinario que se realizó en 2012 sobre activos como la Central Nuclear Santa María de Garoña o los activos de generación en Irlanda. En total el saneamiento alcanzó un importe de 213 millones de euros.

El EBITDA de Latinoamérica supone ya más del 51% del total de la compañía, y el EBIT representa un 62%.

Situación de la deuda

A 31 de diciembre de 2013 la deuda financiera neta se situó en 4.286 millones de euros, lo que supone una disminución de 4.492 millones de euros respecto a la situación del 31 de diciembre de 2012.

La reducción del endeudamiento financiero se debe a la aportación de efectivo que realizaron los accionistas minoritarios en la ampliación del capital por importe de 1.796 millones de euros; y a los cobros de los derechos acumulados en años anteriores por el déficit de tarifa, por 3.751 millones de euros.

Aún así, la deuda financiera neta no incluye los 1.029 millones de euros colocados en instrumentos financieros con vencimiento superior a tres meses; ni el importe que Endesa, la energética que preside Borja Prado, tiene acumulado en derecho de cobro y que asciende a 3.146 millones de euros.

Teniendo en cuenta estas exclusiones el endeudamiento de Endesa  se situaría en 111 millones de euros, 3.521 millones de euros menos que el 31 de diciembre de 2012.

Negocio de España y Portugal

A lo largo del 2013 la demanda eléctrica en la península se ha disminuido un 2,2% en relación a la situación del 2012.

La producción eléctrica en este caso (incluyendo Marruecos) ha sido de 70.542 GWh, es decir, un 10% de caída. De esta cifra, 68.514 GWh corresponden a España (-10%), 1.176 GWh a Portugal (-14%) y 852 GWh al resto del segmento (-8%).

Durante este periodo, la energética que preside Borja Prado alcanzó una cuota mercado del 36,1% en generación peninsular en régimen ordinario, del 43% en distribución y del 37,5% en ventas a clientes del mercado liberalizado.

En cuanto a los ingresos en este sector geográfico, estos se situaron en 21.512 millones de euros. La mayor parte, 20.494 millones de euros, por ventas, y el resto por otros ingresos de explotación, 1.018 millones de euros.

El impacto de las medidas fiscales que han comenzado a aplicarse en 2013 y el resto de medidas aprobadas por el Gobierno en el ejercicio han tenido un efecto negativo sobre el EBITDA de 933 millones de euros. Este impacto se añade a los 396 millones de euros de impacto anual recurrente para Endesa de las medidas regulatorias puestas en vigor durante el ejercicio 2012.

Sin embargo, se ha trabajado para conseguir mejoras operativas que han compensado una parte de estos impactos negativos, dando como resultado la reducción de 142 millones de euros en los costes fijos de 2013.

Por lo tanto, el EBITDA fue de 3.277 millones de euros y el EBIT de 1.651 millones de euros. En cuanto al beneficio neto, este fue de 1.176 millones de euros en el ejercicio 2013, 234 millones de euros menos que en el ejercicio 2012.

Negocio de Latinoamérica

Este entorno geográfico se ha caracterizado por el crecimiento en la demanda de la electricidad; y las ventas de distribución de las compañías de Endesa, sin incluir peajes y consumos no facturados, se situaron en 61.512 GWh.

Sin embargo, la producción de electricidad ha disminuido en un 2%, hasta 61.885 GWh debido, sobre todo, a la menor generación hidráulica a causa de la sequía. La producción solo ha aumentado en Argentina.

El EBITDA ha sido de 3.443 millones de euros, lo que supone un aumento del 7%, y el EBIT se ha situado en 2.651 millones de euros, un 10% superior al del ejercicio 2012.

Los resultados positivos se deben, en gran parte, a la compensación de las variaciones de costes no trasladados a tarifa de 2007 hasta febrero de 2013. La cantidad total de esta compensación  es de 293 millones de euros.

Los resultados del negocio se han visto impactados negativamente por la significativa devaluación de las monedas locales respecto del euro, que ha supuesto una disminución de 349 millones de euros sobre el EBITDA.

El beneficio neto del Negocio de Latinoamérica en 2013 se situó en 703 millones de euros, lo que supone un aumento del 13% con respecto al ejercicio 2012. Esta cifra representa el 37% del resultado neto total de la compañía.

Social Share Toolbar
Categorías