El blog de la Energáa

Cambiar los hábitos de consumo energético para reducir la factura

Eficiencia energética para reducir la facturaLa Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3e) ha elaborado un estudio que revela que el cambio de hábitos de consumo en términos energéticos supondría un ahorro de cerca de 76 euros anuales en viviendas y 6.750 en oficinas

Lo que A3e propone en el documento publicado bajo el nombre “Consumo, Medidas y Potenciales Ahorros en Edificios” es que el desarrollo de nuevos hábitos, como apagar las luces de los espacios vacíos, supondría un ahorro muy significativo en la factura eléctrica sin necesidad de invertir cantidad alguna.

Pero la Asociación va más allá, y plantea la posibilidad de adoptar medidas concretas en la rehabilitación de edificios para conseguir la eficiencia energética sin elevar los costes, como por ejemplo modernizar los sistemas de calefacción y refrigeración.

Rehabilitación en viviendas

De acuerdo con el informe publicado, sustituir la iluminación de una casa por bombillas de bajo consumo proporcionaría un ahorro del 50%, cerca de 61,37 € al año.

La introducción de energías renovables en las viviendas es otra de las medidas a tener en cuenta, según A3e. En el ejemplo desarrollado en su estudio, que contempla la implantación de este tipo de energías en una casa de 100 m2 ubicada en la zona atlántica y con un 25% del gasto energético destinado a la calefacción, el ahorro en la factura sería del 12%, lo que supone cien euros anuales.

Ahorro en oficinas

En lo relacionado a las oficinas, las medidas que ofrece “Consumo, Medidas y Potenciales Ahorros en Edificios” son muy sencillas, ya que simplemente con la incorporación de un sistema de iluminación con control de presencia y la sustitución de las máquinas de climatización, una oficina de 5.000 m2 y uso diurno podría ahorrar un 25% de su factura eléctrica, lo que en este caso supondría aproximadamente 33.750 euros al año.

Otros edificios

El estudio elaborado por la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética valora también las medidas más apropiadas para hospitales y museos.

En el primer caso, el documento señala que un edificio con 500 camas podría ahorrar un 25% de su gasto energético con mejoras en su aislamiento, y otro 35% con el uso de biomasa como combustible.

En cuanto a los museos, A3e propone un ahorro del 12,46% del coste energético realizando modificaciones relacionadas con la iluminación, la climatización, las instalaciones de seguridad o los detectores eléctricos de movimiento, entre otros.

Social Share Toolbar
Categorías