El blog de la Energáa

Iberdrola, presidida por Ignacio Sánchez Galán, crea un gigante energético en Brasil y Latinoamérica

Iberdrola ha llegado a un acuerdo para acometer la fusión de sus participadas Elektro y Neoenergía, creando así la mayor empresa eléctrica de Brasil y la primera de Latinoamérica por número de clientes, informó la compañía.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, destacó que con este acuerdo se crea la mayor eléctrica de Brasil y de Latinoamérica, lo que refuerza el compromiso de la compañía de “contribuir al desarrollo energético brasileño”.

La integración de sus dos filiales era un escenario que había explorado Iberdrola desde la adquisición en 2011 de Elektro, aunque las conversaciones no habían llegado a concretarse.

Sin embargo, en los últimos meses la operación había vuelto a tomar impulso ante el interés del Banco do Brasil, socio en Neoenergia a través de la propia entidad y de Previ, su fondo de pensiones. Galán señaló que la integración de Elektro en Neoenergia responde a los objetivos fijados en el plan estratégico 2016-2020 de la energética, “que pasan apostar por los negocios regulados y estables, así como consolidar y controlar la gestión de nuestra actividad en Brasil”.

La sociedad resultante -que aglutinará los activos de distribución, transporte, generación y comercialización de electricidad de Neoenergia y Elektro- tendrá, aproximadamente, el siguiente reparto accionarial: un 52,45% estará controlado por Iberdrola; un 38,21% corresponderá a Previ y un 9,35% a Banco de Brasil.

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola

Entre sus reflexiones, el presidente de esta compañía eléctrica a instado a Latinoamérica a que no repita en su desarrollo energético los “errores cometidos en Europa” y apueste por un modelo seguro, sostenible y competitivo respaldado por políticas estables y predecibles.

La demanda energética mundial se incrementará los próximos 25 años en un 37 %, según Galán, quien precisó que en regiones emergentes esa demanda puede llegar al 100% y que en el caso de Iberoamérica las necesidades energéticas se cuadruplicarán en el próximo cuarto de siglo. Cubrir esta demanda, aseveró, requerirá “inversiones cuantiosísimas”.

Social Share Toolbar
Categorías