El blog de la Energáa

Inversores apuestan por la energía solar en la región de MENA

Paneles de energía solarLa región de MENA (Próximo Oriente y Norte de África por sus siglas en inglés) se ha convertido en un incipiente mercado de energía solar

La alta radiación solar y la baja humedad de las zonas desérticas de MENA la convierten en un lugar propicio para generar este tipo de energía renovable en abundancia, razón por la que inversores de todo el mundo han apostado por el sector en la zona.

Pero no todas las condiciones de Próximo Oriente y Norte de África son favorables a la generación de energía solar, el polvo del desierto y las altas temperaturas provocan problemas que los fabricantes de paneles solares están intentando solucionar. Sin embargo, las expectativas en cuanto a la investigación en la materia son muy positivas, ya que ya existe una tecnología que ha sido probada en desiertos chilenos y que funciona a pleno rendimiento.

Múltiples ventajas

De desarrollarse esta tecnología en la región MENA, las ventajas para la zona irían mucho más allá de la colaboración en la lucha contra el cambio climático y la actual dependencia del petróleo.

Además, esta fuente de energía inagotable permitiría a sus habitantes, que sufren graves problemas de sequía, abastecerse de agua y recursos.

Mercado favorable

A pesar de tratarse de un área con cierta inestabilidad política en algunos países, el mercado solar está favoreciendo las inversiones, a través de la programación de grandes proyectos en Arabia Saudi, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Marruecos.

Asimismo, entidades como EPIA (Asociación Europea de Industria Fotovoltaica, por sus siglas en inglés) y la estadounidense GMT Research han elaborado informes acerca del futuro de la capacidad de potencia instalada, y se ha concluido que crecerá especialmente en Arabia Saudi, EAU, Egispo y Turquía, hasta poder alcanzar hacia 2017 los diez gigavatios (GW).

Por otra parte, y con el objetivo de incentivar las inversiones, algunos países está recibiendo subvenciones. Algunos ejemplos de estas ayudas son los Fondos de Inversión climática, que promueve la generación de energía de bajas emisiones, o el Fondo de Tecnología Limpia, que aportará 600 millones de dólares al Plan solar regional para implantar proyectos solares en Egipto, Jordania, Marruecos y Tunez.

Social Share Toolbar
Categorías