El blog de la Energáa

La realidad del coche eléctrico en España

El anuncio del proyecto de Ley de Cambio Climático realizado por el Gobierno la semana pasada ha hecho saltar muchas alarmas y también obliga a analizar cuál es la situación real del coche eléctrico en España. Una de las claves, sin duda, es conocer si realmente la infraestructura de la red eléctrica es capaz de asumir la llegada masiva de este nuevo concepto de movilidad. 

La cuestión que se plantean muchos ciudadanos es si la infraestructura eléctrica española está preparada apara asumir la llegada del coche eléctrico de manera masiva. La respuesta de Susana Bañares, jefa del Departamento de Gestión de la Demanda y de Redes Inteligentes de REE, es que sí. “El sistema eléctrico, desde las funciones que realizamos desde REE, la gestión y el transporte, está preparado para integrar el vehículo eléctrico. A día de hoy las cifras de vehículos eléctricos son moderadas, aunque con un crecimiento sostenido: solo hay varias decenas de miles de vehículos eléctricos entre turismos, motos y vehículos industriales. Unos 25.000, lo que nos sitúa muy por debajo de nuestro entorno europeo”.

La gestión de la recarga del coche eléctrico

La singularidad que tiene la gestión de la electricidad, y es un aspecto clave del trabajo de REE, es que se trabaja siempre en tiempo real porque la energía eléctrica, al menos por el momento, no se puede almacenar en grandes cantidades. Es decir, que si a las 22:00 horas, por ejemplo, hay un aumento de consumo, en ese mismo momento tiene que ponerse en marcha alguna central que produzca esa energía, o aumentar su producción, pero antes de ese momento debe estar apagada. Ese es el reto al que cada día se enfrenta REE: la gestión de la producción y del transporte de la electricidad al minuto.

Los distribuidores y los gestores de carga siempre han apoyado para el desarrollo del concepto del coche eléctrico su recarga inteligente. El coche eléctrico tiene la ventaja de que su recarga se puede programar. Tanto la infraestructura como el propio vehículo permiten esa opción. En el futuro, los coches eléctricos serán un aliado de la gestión de la electricidad, porque van a suponer una gestión más sencilla de la electricidad al poder almacenar parte de la misma en los momentos en los que hay un sobrante. No hay que olvidar que un millón de coches eléctricos, cada uno con una batería de 50 kWh, representa una gran capacidad de almacenamiento. Pero eso es algo que por el momento no es operativo y es una opción de futuro.

Lo que hay en estos momentos, con el coche eléctrico en una fase incipiente de su desarrollo, no supone un problema para la red eléctrica, sino una gran oportunidad de mejora en el futuro. Y esta pasa por la recarga inteligente. Para mejorar esta recarga programada en función de las necesidades es para lo que se ha creado CECOVEL, un proyecto para el desarrollo de las redes inteligentes en el que participan REE y cuatro distribuidores directamente implicados en el desarrollo del coche eléctrico: Ibil, Gic, Iberdrola y, próximamente, Fenie.

Las redes inteligentes son las que van a facilitar y a hacer posible la transición energética, incorporando mayor grado de inteligencia a las mismas a partir de la información de todos los agentes que están conectados. De esta forma, conociendo a la perfección los hábitos de consumo, se podrá garantizar la seguridad del suministro en todo momento ante escenarios futuros que serán más variables y complejos.

Uno de los problemas con los que se enfrenta REE respecto al coche eléctrico es la escasa visibilidad que para la gestión de la electricidad tiene el fenómeno del coche eléctrico de momento. Si se enchufan un millón de coches en un momento puntual, el consumo aumentaría un 1,2 % y REE puede analizar ese incremento del consumo y tenerlo previsto.

El problema es que REE solo puede analizar los incrementos o los descensos de consumo, pero no sabe qué parte de estas variaciones corresponden en realidad a la recarga de coches eléctricos. Por ello es por lo que se ha creado CECOVEL, para que los diferentes gestores de las redes de recarga permitan experimentar y visualizar los efectos de un determinado elemento de la transición energética, como puede ser el del coche eléctrico. CECOVEL es el centro de control de REE para el vehículo eléctrico, un proyecto que nace con la vocación de posibilitar la integración en el sistema eléctrico, de forma eficiente y segura, de la demanda asociada a la movilidad eléctrica.

CECOVEL está operativo desde enero de 2017 y permite realizar un seguimiento y control de la demanda eléctrica específica para la recarga de vehículos eléctricos al recibir información de los puntos de recarga inteligentes a través de sus correspondientes gestores. Este seguimiento de la demanda se realiza de manera agregada y se desglosa por gestor y por provincia. Además del control de la demanda, dispone de una herramienta de previsión que permite anticipar los comportamientos futuros de la demanda asociada al vehículo eléctrico sobre la base de los patrones de recarga observados en el uso diario.

La red analizada por CECOVEL está integrada en la actualidad por 1.000 puntos de recarga que están georeferenciados y de los que se dispone de una determinada información estructural. En el futuro, y en escenarios más elevados de integración del vehículo eléctrico en la sociedad, CECOVEL permite la opción del envío de consignas de actuación específicas, que permitan una gestión más eficiente de la recarga.

 

Social Share Toolbar
Categorías