El blog de la Energáa

agua potable

Desalación con energía solar móvil

La localidad marroquí de Benguerir, situada en región de Marrakech-Tensift-Al Haouz, se ha convertido en la primera del mundo en disponer de agua potable gracias a un sistema de desalación móvil, alimentado exclusivamente con energía solar y capaz de producir 5 m3 de agua a la hora. En su desarrollo ha participado la Plataforma Solar de Almería.

El prototipo, bautizado con el nombre de Aquasolar, opera en exclusiva con energía solar y ha quedado situado en el Green Energy Park de Benguerir, donde está demostrando su total funcionalidad. La estación utiliza tanto la energía solar térmica para obtener calor como la fotovoltaica, para electricidad, y es móvil y modular.

Consta de 57 paneles fotovoltaicos con una capacidad combinada de 10 kW y 18 paneles de energía solar térmica nominal de 14 kW para alimentar los dos sistemas de desalación que incorpora, de ósmosis inversa y de destilación por membrana. La ósmosis inversa utiliza la electricidad de las células fotovoltaicas, mientras que el proceso de destilación por membrana es accionado por los paneles solares térmicos.

Interés del proyecto en zonas de escasa agua potable

La combinación de estas tecnologías optimiza el volumen de agua procesada y mantiene la producción de salmuera al mínimo, de acuerdo con el Instituto de Investigación de Energía Solar y Renovables de Marruecos (Iresen), desarrollador del proyecto. Su capacidad de desalación alcanza los 5 m3 de agua por hora, con un coste estimado de 0,75€ el litro de agua obtenido.

El proyecto se inició en 2013 y ha sido desarrollado por Iresen en cooperación con el Centro Nacional de la Energía y el Cnesten de Marruecos, universidades y empresas del país y la Plataforma Solar de Almería.

“Esta instalación, por sus características, puede resultar interesante en todas las regiones soleadas en las que escasea el agua potable”, señalan desde Iresen, que ha financiado la totalidad del proyecto, cuyo coste ha sido de 415.000 €.

Social Share Toolbar

La iniciativa Bosque de Sáhara da sus primeros frutos

Zona propicia para el proyecto Bosque de SáharaEl cultivo en zonas desérticas es una realidad cada vez más cercana gracias al proyecto Bosque de Sáhara, cuyo piloto ya ha comenzado a dar sus primeras cosechas en Qatar

Hace cuatro años se puso en marcha en Qatar el proyecto piloto de Bosque de Sáhara para cultivar vegetación en zonas desérticas gracias a la instalación de invernaderos. Ahora, con una inversión de 80 millones de euros, las instalaciones han producido sus primeras cosechas de pepinos, un alimento básico en la dieta de la zona.

En qué consiste

Hace unos años tres científicos relacionados con empresas energéticas pusieron en marcha la iniciativa Sahara Forest (Bosque de Sáhara en inglés), que planteaba la instalación de invernaderos en el desierto que estuvieran refrigerados con agua salada.

Para que el proyecto funcione es necesario instalar un invernadero refrigerado con agua salada, por lo que el coste del transporte del agua hasta las instalaciones es vital para la viabilidad del proyecto.

También es imprescindible la construcción de un parque de paneles fotovoltaicos que genere energía solar suficiente para calentar el agua salada por encima de los 500ºC.

El proceso produce suficiente agua dulce para regar los cultivos y las plantaciones de jatropha, que se utiliza como biocombustible. La plantación debe, además, estar protegida de los vientos abrasadores del desierto por setos invernaderos.

Según afirman los científicos, se trata de un proyecto viable en casi todos los desiertos del mundo, ya que lo que necesita para funcionar es un alta incidencia directa solar y bajos niveles de humedad, dos características propias de estas zonas.

Las ventajas de la instalación de estos invernaderos son muy numerosas, empezando por la posibilidad que ofrecen de revegetación de las zonas desérticas y pasando por la producción de agua potable para el consumo humano. Además, permite el cultivo de biomasa para obtener energía en una zona en la que el acceso a ella no es fácil.

Social Share Toolbar

Energía solar para destilar el agua

Potabilizadora de agua con energía solarLas potabilizadoras de agua solares son una alternativa a tener en cuenta en los países en los que las sequias impiden el acceso de la población al agua potable. Se trata de un recurso limpio y económico que podría evitar el medio billón de enfermedades producidas por beber agua en mal estado

Gracias a las destiladoras que funcionan con energía solar, un tipo de energía accesible y gratuito, es posible obtener agua potable del agua del mar, con barro e, incluso, de la que hay en los vegetales. Además, en el mercado existen potabilizadoras tanto de grandes dimensiones, que permiten obtener varios metros cúbicos de agua dulce, como de tamaño doméstico, para uso familiar.

Cómo funcionan

Las destiladoras limpian el agua del mismo modo que lo hace la propia naturaleza: el sol evapora el agua de las distintas superficies de agua, y ésta sube a la atmósfera, lugar en el que se condensa en gotas pequeñas que forman nubes. Las pequeñas gotas se van haciendo grandes hasta que, por su propio peso, caen al suelo en forma de lluvia, nieve o granizo.

Esto mismo, pero a pequeña escala y de modo acelerado, es lo que sucede en el interior de una potabilizadora, en la que las sales, residuos, bacterias, virus y demás son eliminados para dar paso a un agua completamente apta para el consumo.

Social Share Toolbar
Categorías