El blog de la Energáa

algas

Fabrican plástico a partir de algas cultivadas con CO2 industrial

AlgasAIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, es el encargado de coordinar un proyecto europeo de investigación con el objetivo de obtener sustancias para la fabricación de adhesivos, pinturas y tintes a partir de una fuente renovable

El proyecto se centra en utilizar microalgas como fuente renovable, lo que se debe a su aportación de un valor añadido extra al proyecto, ya que se cultivan con emisiones de CO2 procedentes de industrias cementeras y plantas eléctricas. Esto ayuda a reducir el impacto de los gases en el medio ambiente.

Proyecto Bisigodos

El proyecto está enmarcado dentro del Séptimo Programa Marco (FP7) de la Comisión Europea y está formado por 14 socios: AIMPLAS, Biofuel Systems, la Universidad de Warwik, VTT, Becker Industrial Coatings, Sun Chemical, Process Design Center B.V., Bangor University, Croda International, 3V Mabo, Phycosource, Gruene- Bioraffinerie, Caspeo y Cromogenia. Comenzó el 1 de noviembre de este mismo año, con la idea de prolongarse durante 42 meses.

Dentro de este proyecto se realizará una selección y cultivo de nuevas variedades de organismos que permitan optimizar la extracción de productos de alto valor añadido para la industria, a partir de la tecnología desarrollada por la empresa Biofuel Systems para la obtención de petróleo artificial a partir de algas.

Los socios participarán en el proyecto en distintas líneas de trabajo. Durante la primera fase se trabajará en la selección y el cultivo de las mejores variedades de microalgas en fotobioreactores de laboratorio que se optimizarán para obtener el mayor volumen de producto posible.

Asimismo, cada grupo de trabajo se centrará en la extracción de distintos compuestos procedentes de las microalgas que faciliten la obtención de nuevos aditivos para la formulación de productos industriales.

Las microalgas tienen un crecimiento muy rápido en ambientes ricos en CO2 por lo que en dichos fotobioreactores pueden obtenerse por hectárea más de  150 toneladas de biomasa seca anual. Una de las primeras ventajas de esta tecnología es el hecho de que estas plantas deben ser alimentadas con luz solar y CO2. Para ello, se van a utilizar las emisiones de este gas procedentes de industrias como las cementeras o las empresas de generación de energía, de manera que también se logrará reducir el impacto ambiental de estas instalaciones.

El papel de AIMPLAS en el proyecto es el de validar la utilidad de cada uno de los ingredientes extraídos en cada etapa para su incorporación a la producción industrial los productos previstos.

Social Share Toolbar

Consiguen biofertilizantes desde microalgas de aguas residuales

MicroalgasEn la Universidad de Almería, un equipo científico ha desarrollado un método de producción sostenible de biofertilizantes de uso agrícola a través del cultivo de microalgas en aguas residuales

Concretamente, este equipo ha hallado la fórmula de optimizar este proceso centrándose en el uso de una microalga capaz de producir grandes cantidades de biomasa que resulta útil en la alimentación de animales o peces de granka.

Publicación

El equipo de científicos ha publicado su estudio en la revista Applied Microbiology and Biotechnology donde han demostrado que el cultivo de microalgas en aguas residuales genera grandes cantidades de biomasa y contribuye de forma activa en el proceso de depuración gracias a la eliminación de contaminantes como el nitrógeno y el fósforo.

José María Fernández Sevilla, científico de la Universidad de Almería, ha declarado que “las microalgas son capaces de utilizar estas sales presentes en el agua, asimilarlas y emplearlas principalmente en la producción de biofertilizantes. Asimismo, desde el punto de vista económico, este proceso permite una reducción en el coste al disminuir el uso de agua dulce y el de fertilizantes artificiales, que tienen un alto precio”.

Para conseguir estos avances se eligió la microalga Muriellopsis sp debido a su velocidad de crecimiento y a su resistencia a las diferentes temperaturas que pueden existir en los ambientes residuales.

“A partir de aquí ensayamos con estas microalgas en el laboratorio y en condiciones de cultivo muy similares a las de campo abierto para comprobar si efectivamente cumplían los objetivos de producción de biomasa y eliminación de contaminantes”, sostiene Fernández Sevilla. Y añade: “Los ensayos experimentales fueron exitosos y se desarrollaron en la Estación Experimental de Las Palmerillas de Cajamar (Almería), aprovechando las condiciones óptimas de espacio y recursos que ofrecía este centro”.

Avances científicos

Esto supone un paso más dentro del análisis de microalgas como agentes activos por la obtención de biomasa como medio de producción de biofertilizantes agrícolas y por la depuración de aguas residuales.

“Este tipo de fuente de energía representa aproximadamente un 55% menos del coste en producción, distribución y aplicación respecto al uso de fertilizantes químicos. Además, es una de las mejores formas de mantener sostenible la biología del suelo”, añade el investigador.

Todo esto permite abrir nuevas líneas de investigación relacionadas con el cultivo de este tipo de microalga en terrenos abiertos.

“Parte de este trabajo ya se está desarrollando gracias a la colaboración de la empresa Aqualia, que periódicamente proporciona al equipo investigador cisternas con capacidad de miles de litros de agua residuales para su estudio de campo”, ha añadido José María Fernández Sevilla.

Social Share Toolbar

La UA crea un sistema económico de limpieza de las algas de la playa

Algas arrojadas a la playaUn grupo de investigación de la Universidad de Alicante (UA) ha diseñado un sistema de limpieza de las algas que el mar arroja a la playa mucho más económico que el actual

El proceso permite el posterior tratamiento de las algas para ser utilizadas como biomasa, lo que repercute también en beneficios medioambientales.

La limpieza incluye diversas fases de lavado, secado y compactación de las algas en la playa, y permite un mayor aprovechamiento de las algas secas.

El equipo que ha ideado este sistema, llamado “Eliminación de Algas Marinas en las Playas y Valorización Energética como Biomasa”, pertenece al grupo de investigación Diseño de Ingeniería y Desarrollo Tecnológico (DIDET) del Departamento de Expresión Gráfica y Cartográfica de la UA.

Sistema de tres tolvas

El nuevo sistema consiste en una plataforma con ruedas, que permiten su movilidad, en el que se instalan tres tolvas. La primera de ellas recibe las algas húmedas con arena adherida de una pala cargadora incorporada. Gracias al agua del mar que se aplica a las algas en esta tolva, la arena es eliminada sin producir residuos.

La segunda tolva contiene agua depurada gracias a un dispositivo que funciona con energía solar. El líquido lava la sal residual que el agua del mar ha dejado en las algas, que pasan desde ahí a la tercera tolva, en la que son desecadas con aire caliente también generado a través de la energía solar.

Una vez limpias y secas, las algas pueden ser compactadas con sistemas similares a los que utilizan los camiones de basura, y ya en fardos ser retiradas para utilizarlas como biomasa.

Social Share Toolbar
Categorías