El blog de la Energáa

atmósfera

Vodafone España evita las emisiones de CO2

Vodafone evita las emisiones de CO2La compañía Vodafone España ha evitado lanzar la emisión de 84.762 toneladas de CO2, de manera directa e indirecta, durante el año fiscal 2013-2014.

Esta cantidad equivale a la cantidad absorbida por cerca de 8,5 millones de árboles en un año o a las emisiones de más de 40.000 vehículos/año.

Contribuciones

La contribución ambiental directa está cifrada en 14.762 toneladas de CO2, e incluye acciones como controlar y minimizar los impactos de su actividad en el entorno, incluyendo actuaciones implantadas para mejorar la eficiencia energética de sus instalaciones, tiendas, oficinas y equipos de red de telecomunicaciones, y las actuaciones realizadas en el ámbito de la movilidad sostenible de sus empleados.

En cuanto a la contribución ambiental indirecta se ha estimado en 70.000 toneladas de CO2. En este aspecto Vodafone España contribuye a la lucha contra el cambio climático a través del desarrollo de productos y servicios que ayuden a otros sectores a reducir sus propias emisiones de CO2.

Social Share Toolbar

Previsiones positivas en cuanto a empleo e inversiones en el sector de la captura de CO2

Emisiones de CO2Se prevé que la captura, transporte y almacenamiento de CO2 llegue a crear en España 250.000 empleos entre 2020 y 2030, además de inversiones de 23.000 millones de euros

Estos datos los aporta un estudio realizado por la Plataforma Tecnológica Española del CO2, tal y como lo ha comunicado su presidente Javier Alonso; en el acto de presentación del monográfico “Usos del CO2: un camino hacia la sostenibilidad” junto a Andreu Mas-Colell, conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat.

Durante su intervención, Alonso señaló que los datos no han tienen en cuenta los posibles usos del CO2, que siguen creciendo aunque hoy en día suponen un porcentaje “marginal” respecto a las emisiones mundiales de 25.000 millones de toneladas.

Este análisis de inversiones y empleo se ha realizado tomando de referencia el 2020 como año en el que empezará a desarrollarse masivamente la captura, transporte y almacenaje de CO2. En este sentido, la mayoría de los futuros empleos se generarán en la construcción de infraestructuras: 188.000 de captura, 36.500 de transporte y 23.500 de almacenaje.

Dentro de estas cifras, el estudio calcula que unos 38.000 puestos de trabajo corresponderán a universitarios, y de las cifras totales unos 6.000 empleos serán estables y se encargarán de la operación y mantenimiento de las instalaciones una vez construidas.

Inversiones en CO2

De los 23.000 millones totales que se espera que se inviertan en el sector, se prevé que 16.600 serán en el ámbito de la captura, 3.900 en el transporte y 2.400 en el almacenamiento. Todas estas inversiones partirán con el despliegue inicial de los equipos de captura junto a los grandes focos de emisión: centrales térmicas, cementeras, acerías, industrias cerámicas, refinerías y ciclos combinados.

La plataforma

Mas-Colell ha constatado que “es necesaria la investigación”, y que el desarrollo de redes y plataformas es esencial para la conectividad de los investigadores, independientemente de dónde estén situados.

La asociación de la Plataforma Tecnológica Española del CO2 está promovida por diversos sectores industriales, centros de investigación y universidades españolas, y recibe financiación del Gobierno central, por lo que aúna representantes de los ministerios de Economía, Industria y Agricultura.

Su objetivo es abordar un desarrollo tecnológico en España que contribuya a disminuir el impacto ambiental, social y económico de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Social Share Toolbar

Buscan la manera de producir hidrógeno sin contaminar la atmósfera

Símbolo del hidrógenoVarios investigadores de diversas universidades han estado trabajando en el diseño de un nuevo catalizador eficiente y respetuoso con el medio ambiente que produzca hidrógeno molecular

Se trata de un compuesto utilizado en la industria moderna para la fabricación de fertilizantes y para refinar el petróleo crudo en gasolina. Hoy en día es abundante, sin embargo, no se encuentra como gas puro H2, sino que suele estar unido al oxígeno de agua (H2O) o al principal componente del gas natural: carbono en el metano (CH4).

Hoy en día, el hidrógeno industrial se produce a partir de gas natural gracias a un proceso que consume gran cantidad de energía y libera carbono a la atmósfera, contribuyendo a la contaminación del medio ambiente.

Avances en la producción

Nature Chemistry” ha publicado este domingo que los expertos en nanotecnología de la Ecuela de Ingeniería de Stanford (EEUU) y de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) han logrado liberar hidrógeno del agua a escala industrial mediante electrólisis.

El sistema de electrólisis consiste en que la corriente eléctrica fluye a través de un electrodo metálico sumergido en agua; y este flujo de electrones induce una reacción química que rompe los enlaces entre los átomos de hidrógeno y oxígeno. El electrodo sirve como un catalizador, un material que puede estimular una reacción tras otra sin ser utilizado y el platino es el mejor catalizador para la electrólisis. Si el coste no es el objetivo, el platino podría ser utilizado para producir hidrógeno a partir de agua en la actualidad.

Sin embargo, el coste de la producción actual de hidrógeno está entre uno y dos dólares por kilogramo de hidrógeno, por lo que los nuevos procesos deben ser competitivos también en el aspecto económico, a pesar de ser más ecológicos. Por lo tanto, la electrólisis a base de platino queda descartada.

Los investigadores se plantean rediseñar una estructura atómica de un material industrial barato y común para que sea tan eficiente como el platino.

El proyecto fue concebido por Jakob Kibsgaard, un investigador postdoctoral con Thomas Jaramillo, profesor asistente de Ingeniería Química en Stanford. Kibsgaard comenzó este proyecto mientras trabaja con Flemming Besenbacher, profesor en el Centro Interdisciplinario de Nanociencia (iNANO) en Aarhus.

Social Share Toolbar

El proyecto Global Carbon Project ha publicado sus resultados

Resultados del Global Carbon ProjectEl proyecto Global Carbon Project, codirigido por el Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático en la Universidad de East Anglia (Reino Unido), ha presentado sus últimas cifras

Se trata de un proyecto que estudia la evolución global de las emisiones de CO2 y publica sus resultados en la revista Earth System Science Data Discussions, donde se refleja que este año las emisiones alcanzarán los 36 mil millones de toneladas.

Aumento de las emisiones

Esta cifra supone un aumento del 2,1% respecto al año anterior, lo que se traduce en que las emisiones por la quema de combustibles fósiles están un 61% por encima de los niveles de 1990, año de referencia para el Protocolo de Kioto. Ya en 2012 el incremento fue del 2,2%.

“Los gobiernos reunidos en Varsovia esta semana –en la Cumbre sobre Cambio Climático– tienen que ponerse de acuerdo sobre la forma de revertir esta tendencia”, dice la profesora Corinne Le Quéré del Centro Tyndall y directora del informe denominado Global Carbon Budget.

“Las emisiones deben caer sustancial y rápidamente –añade– si queremos limitar el calentamiento global por debajo de dos grados. Las emisiones adicionales anuales causan más calentamiento y cambio climático”.

Los mayores contribuyentes en emisiones a la atmósfera durante el 2012, según este proyecto, fueron China, Estados Unidos, la Unión Europea y la India; responsables del 27%, 14%, 10% y 6% relativamente.

La mayoría de las emisiones provienen del carbón (43%), seguido del petróleo (33%), el gas (18%), el cemento (5,3%) y la quema de gas (0,6%). El crecimiento en el carbón en 2012 representó el 54% del total de las emisiones de combustibles fósiles. Las emisiones de CO2 derivadas de la deforestación y otros cambios de uso del suelo añadieron otro 8%.

Social Share Toolbar
Categorías