El blog de la Energáa

biocombustible

Trabajan en producir biocombustibles con plantas del desierto

Plantas desérticas usadas para biocombustiblesLa compañía Boeing se ha asociado a varios organismos de investigación asociados en los Emiratos Árabes Unidos para investigar el sector de los biocombustibles sostenibles para la aviación

En este sentido han realizado grandes avances al descubrir plantas del desierto que regadas con agua de mar sirven para producir biocombustible de manera más eficiente que muchas otras fuentes conocidas.

Llegados a este punto el Sustainable Bioenergy Research Consortium, adscrito al Masdar Institute of Science and Technology de Abu Dabi, será quien ponga a prueba estos descubrimientos con un proyecto para fomentar la producción de biocombustibles a partir de plantas en zonas áridas como es el caso de los Emiratos Árabes Unidos.

Alejandro Ríos, director del Sustainable Bioenergy Research Consortium, ha explicado que “las plantas denominadas halófitas son aún más prometedoras de lo que esperábamos como fuente de combustible renovable para los reactores y otros vehículos”, y ha recordado que “los Emiratos Árabes Unidos se han convertido en líderes en el uso de la tierra desértica y el agua marina para producir materias primas que se utilizan en la fabricación de biocombustibles sostenibles, que tienen muchas aplicaciones potenciales en otras partes del mundo”.

Financiado por Boeing, Etihad Airways y Honeywell UOP, el Sustainable Bioenergy Research Consortium se dedica al desarrollo y la comercialización de biocombustibles de aviación sostenibles, que reducen las emisiones de carbono entre un 50% y un 80% con respecto a los carburantes fósiles a lo largo de su ciclo de vida.

Avances en la investigación

Mediante las investigaciones realizadas se ha conocido que las semillas de las plantas halófitas contienen un aceite apto para la producción de biocombustibles, y también que la totalidad de este tipo de plantas arbustivas pueden convertirse en biocombustible de una manera más eficiente que otras materias primas.

Durante los próximos meses, los científicos del Sustainable Bioenergy Research Consortium trabajarán en la creación de un ecosistema experimental plantando dos cosechas de halófitas en el suelo arenoso de Abu Dabi. Se utilizará agua residual salada procedente de una piscifactoría para regar las halófitas, que limpian el agua a medida que van creciendo. Después, el agua fluirá hacia un manglar antes de volver al océano.

“Etihad Airways está muy ilusionada con los resultados de la investigación con estas plantas que toleran el agua salada”, ha indicado James Hogan, presidente y consejero delegado de la aerolínea, para quien se trata de “un verdadero avance en el camino para desarrollar un combustible de aviación realmente sostenible a partir de una fuente vegetal renovable que se adapta a nuestro entorno natural”.

Social Share Toolbar

Apropellets lanza su nueva campaña para promocionar los pellets

ApropelletsLa Asociación Española para la Promoción del Sector del Pellet ha lanzado este pasado miércoles, día 23 de octubre, su campaña para promover el uso de estufas y calderas de pellets

Este lanzamiento lo ha hecho durante la feria Expobioenergía, la mayor feria anual de biomasa en Europa, y allí ha explicado que es una campaña que busca historias de ciudadanos para ciudadanos. Participando en su página web con la experiencia de cada uno sobre el uso de pellets se pueden ganar premios.

En dicha página web Apropellets invita a todos los ciudadanos a crear vídeo de corta duración contando las ventajas que perciben del uso de pellets. Los más votados serán los que se lleven los premios, y tendrán el concurso abierto hasta el 22 de noviembre.

Esta campaña está apoyada y cofinanciada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y por los fondos FEADER.

Pellets

La campaña está centrada en la promoción del uso de estufas y calderas de pellets. Este biocombustible renovable procede de la granulación de madera y supone un ahorro económico, un impulso al desarrollo rural y al empleo local y es un paso más en la lucha contra el cambio climático.

En su elaboración se utilizan restos de podas y limpiezas de bosques y se reciclan subproductos de la industria de la madera. La industria del pellet genera empleo y desarrollo en el medio rural. Utilizando pellets podemos conseguir un ahorro de hasta un 45% en nuestra factura de calefacción y su combustión tiene un balance neutro de CO2.

Social Share Toolbar

Descubren la utilidad de la planta de tabaco para producir biocombustible

Plantas de tabaco para producir biocombustibleHan demostrado la viabilidad del uso de determinadas proteínas del tabaco como herramientas biotecnológicas en plantas, en concreto, de las proteínas tiorredoxinas

Este descubrimiento ha logrado incrementar en un 700% la cantidad de almidón producido en las hojas de tabaco y en un 500% los azúcares fermentables.

Ha sido la agrónoma Ruth Sanz Barrio quien lo ha demostrado. Es una investigadora del Instituto de Agrobiotecnología, el centro mixto del CSIC del que forman parte la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra.

“Creemos que estas plantas modificadas genéticamente serían una buena alternativa a los cultivos de uso alimentario para producir biocombustibles y se daría una salida a las zonas tabacaleras de nuestro país, que ven peligrar su futuro con la desaparición de las ayudas europeas a este cultivo”, comenta Sanz Barrio.

Desarrollo de la investigación

Durante estos trabajos se ha demostrado que la tiorredoxina f es más eficiente que la tiorredocina m en términos de metabolismo de carbohidratos, y “provoca un notable incremento en la cantidad de almidón en hoja, que puede alcanzar hasta un 700% respecto a la cantidad obtenida en la planta control no modificiada”. “Hasta ahora se pensaba que ambas tiorredoxinas actuaban de la misma forma, pero hemos demostrado que no es así”.

Una vez comprobada la función reguladora de la tiorredoxina f en la síntesis de almidón, la investigadora se centró en su posible aplicación en cultivos energéticos, utilizados para producir bioetanol.

“Vimos que las hojas de las plantas de tabaco modificadas genéticamente liberaban un 500% más de azúcares fermentables, que posteriormente serían convertidos en bioetanol y se podrían obtener hasta 40 litros de bioetanol por tonelada de hojas frescas –según el cálculo teórico proporcionado por el Centro Nacional de Energías Renovables, donde se realizó el ensayo enzimático–. Esto supondría un incremento del rendimiento de bioetanol de hasta 10 veces con respecto a la planta de tabaco control sin transformar”.

Este tabaco mejorado genéticamente podría ser una fuente alternativa de biomasa en zonas como Extremadura y Andalucía, que es donde tradicionalmente se ha producido el tabaco. “Dado que los cereales se utilizan actualmente como materia prima para la producción de bioetanol, el tabaco mejorado genéticamente podría ser una fuente alternativa de biomasa y obtención de energías limpias”.

Social Share Toolbar

Se realiza el primer vuelo comercial con biocombustible a partir de biomasa en Colombia

Vuelo de Lan que ha utilizado biocombustibleEl pasado 21 de agosto se ha realizado el primer vuelo comercial con biocombustible de segunda generación, producido por plantas o residuos orgánicos, en Colombia

El vuelo se hizo con un avión A320, operado por la línea LAN, con destino Cali. Viajaron 174 pasajeros, que fueron recibidos por un evento de celebración en el que participó el director ejecutivo en Colombia de Lan, Hernan Pasman.

Para LAN, la realización de este vuelo supone “un hito en la historia de la aviación comercial colombiana” y el segundo vuelo con este tipo de biocombustible en Sudamérica, donde la compañía fue pionera en esta materia.

Biocombustible

La compañía ha informado de la procedencia del combustible, que estaba desarrollado a partir de la planta camelina, ya que esta cumple “con los más estrictos estándares técnicos requeridos para volar”.

Esta planta, mezclada con el combustible tradicional de aviación adquiere sus mismas propiedades.

En concreto, durante este vuelo, se ha utilizado un 33% de biocombustible y un 67% de combustible tradicional. Esto ha facilitado que se puedan reducir las emisiones de CO2.

“Estas fuentes de energía renovable juegan un rol relevante en la aviación mundial y marcarán, cada vez mas, la toma de decisiones del sector y de nuestra compañía”, ha señalado Ignacio Cueto, consejero delegado de la empresa.

Terpel apoya la iniciativa

Esta acción ha contado con el apoyo de la petrolera nacional Terpel, que considera que el país “tiene una posición privilegiada para producir biocombustibles, debido a su clima, disponibilidad de áreas para cultivo y ubicación geográfica, así como un marco normativo que estimula la producción y comercialización de biocombustibles”.

Sylvia Escovar, presidenta de Terpel, considera que este vuelo ha sido una importante apuesta con un impacto muy positivo en la dinamización de la industria agrícola y un avance importante en la exportación de Colombia.

Social Share Toolbar

Los plátanos, ¿un nuevo biocombustible?

Plátanos para generar biocombustibleLos biocombustibles suponen actualmente cerca del 7% del total de combustibles en España, siendo una alternativa real a los combustibles fósiles gracias a su menor carga contaminante

Hasta ahora, los materiales que se han utilizado para crear estos biocombustibles han sido la caña de azúcar, el girasol o la soja. Sin embargo, un grupo de científicos de la Universidad de La Laguna, en Tenerife, junto al Instituto Tecnológico de Canarias y la Fundación DISA están tratando de unir el plátano a esta lista de materiales.

Se centran en investigar el aprovechamiento de los gases que tanto el plátano como su planta generan cuando fermentan. Se trata de una fruta muy rica en azúcares, lo que favorece la generación de gases como el metano y el CO2. Una vez que tenemos esta generación, y mediante un proceso químico, se pueden reconvertir en un compuesto muy similar a la gasolina convencional.

Inconvenientes del proyecto

Como es obvio los automóviles actuales no están preparados para utilizar este tipo de combustible, a pesar de que se utilizaría mezclado. Por lo tanto, es de vital importancia que a la vez que se avanza en esta investigación, se busquen soluciones para adaptar los motores de los vehículos.

Por otro lado, aunque el proyecto está en una fase preliminar, ya se están planteando los retos que supondrá el proceso de transformación de los gases en combustible, poniendo especial interés en que este proceso sea sostenible y no requiera excesiva energía.

Beneficios del proyecto

Lejos de encarecer los precios de esta fruta, se espera poder aprovechar los excedentes de producción, y todas las piezas que acaban en el vertedero por no cumplir con el estándar de calidad para llegar a los supermercados.

Además, es un proyecto que ayudaría a generar empleo en el archipiélago canario, que actualmente está muy castigado por la alta tasa de desempleo. Sería una gran fuente de actividad económica, ya que actualmente es una de las primeras potencias mundiales productoras de plátanos.

Social Share Toolbar

La Universidad de Cádiz convierte la cerveza en biocombustible

Fábrica de cerveza que se convertirá en biocombustibleLa Universidad de Cádiz (UCA) ha iniciado un proyecto para utilizar la cerveza como biocombustible. Los componentes de esta bebida hacen que sus residuos sean una excelente base para generar energía

Los biocombustibles se forman a partir de residuos con una concentración de entre el 5 y el 20% de lípidos y carbohidratos, cantidades habituales en la cebadilla de cerveza. Por esta razón, un grupo de científicos de la universidad gaditana ha iniciado un estudio para obtener aceites vegetales y azúcares a partir de sus desechos. De conseguirlo, no sólo supondría  disponer de una nueva fuente de biocombustible de segunda generación, además evitaría su tratamiento como agua residual, que en la actualidad es muy costoso.

El proceso, que podría llevarse a cabo muy pronto en una planta piloto, está diseñado para obtener dos productos: una sustancia con las grasas de bagazo (un aceite) y otra rica en azucares que podrá ser utilizada, dependiendo de la cantidad de agua que se le añada, bien como biocombustible, bien como suplemento para producir más cerveza.

Más estudios

El de Cádiz no es el único estudio que pretenden convertir los desechos de cerveza en energía, en Reino Unido, por ejemplo, un equipo de investigadores busca el modo de convertirla en alcohol como combustible.

También en Australia tratan de reutilizar los restos de esta popular bebida, en este caso utilizado una batería con bacterias, a la que llaman célula de combustión microbiana, que produce electricidad y agua limpia al digerir el azúcar, el almidón y el alcohol de los sobrantes de la cerveza.

Por último, en Estados Unidos no sólo se investiga el modo de producir gas metano a través de las bacterias de sus residuos, además hay empresas que venden equipos para transformar los residuos de la bebida de lúpulo en combustible.

Social Share Toolbar
Categorías