El blog de la Energáa

calor

Arranca la construcción del District Heating en Valladolid

Primera piedra del District HeatingAntonio Silván, consejero de Fomento y Medio Ambiente; Juan José Mateos, consejero de Educación; y Marcos Sacristán, rector de la Universidad de Valladolid; han colocado a principios de mes la primera piedra del District Heating (calefacción de distrito) en el Campus Miguel Delibes

El District Heating que se va a instalar es una red de distribución de energía térmica, alimentada con biomasa, que transcurre por las vías urbanas y proporcionará agua caliente sanitaria y calefacción a 23 edificios de la universidad, 3 del Ayuntamiento y 4 de la Junta de Castilla y León. La sala de calderas distribuirá agua caliente a través de redes de conductos aislados térmicamente hacia los diferentes edificios.

Situación actual

El confort térmico de los edificios públicos actualmente se lograba gracias a salas de calderas instaladas en cada edificio, lo que se traduce en un importante coste energético y económico.

Esta nueva solución se ha buscado con el fin de mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de calefacción y de reducir la dependencia de fuentes de energía como el gas y el gasóleo.

El silo de almacenamiento y la sala de calderas se albergarán en la central térmica que se ubicará en el campus Miguel Delibes. Allí se automatizará el sistema de aprovisionamiento de biomasa y las calderas.

La superficie total construida asciende a 1.350 metros cuadrados. La potencia de las calderas que se instalarán es de 14’1 megavatios térmicos, suministrados por tres calderas de 4,7 megavatios, cada una de las cuales incorporará un multiciclón y un filtro de mangas para evitar la emisión de partículas volátiles a la atmósfera. Se dispondrán tuberías de acero preaislado que discurrirán desde la nueva sala de calderas hasta los edificios a través de zanjas. Con el District Heating, las instalaciones de las calderas existentes no se van a ver afectadas y podrán ser utilizadas en cualquier momento.

Campus y edificios públicos

El sistema permitirá desplegar dos redes de calor, una que se centrará en el campus y otra que abastecerá al resto de edificios. Alcanzarán un total de 12 kilómetros, y suministrarán22 millones de kilovatios a la hora útiles por año.

La instalación contará con un puesto central de control y telegestión que comunica mediante una nueva línea de fibra óptica con las subestaciones de intercambio térmico que se ubicarán en cada uno de los edificios conectados a la red y permitiendo la gestión automática de toda la instalación y un importante avance en cuanto a control pormenorizado de consumos y utilización eficiente de la energía.

Social Share Toolbar

Andalucía, la primera comunidad en consumo de biomasa para la generación de calor

Chimenea de biomasaSegún la Agencia Andaluza de la Energía que está adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, la comunidad de Andalucía es la primera en el ranking nacional en cuanto al consumo de biomasa para la generación térmica

En los últimos cuatro años, desde 2009, la Administración andaluza ha incentivado este tipo de generación de calor con una inversión de 36,6 millones que han ayudado a 19.602 proyectos.

De todos estos proyecto, el 96% eran estufas de pellets, calderas y chimeneas tecnológicas que se han instalado a un nivel doméstico y residencial. Pero también ha habido 527 proyectos de calderas y estufas de biomasa solicitadas por empresas, y 158 por administraciones e instituciones.

Según Rafael Márquez, el director general de la Agencia Andaluza de la Energía, la biomasa “es una de las principales fuentes renovables en Andalucía y con mayores posibilidades de incrementar su desarrollo, siendo la que más aporta a la estructura de la demanda energética andaluza, con más del 52% del aporte total renovable”.

Tradición andaluza

En esta comunidad ya existe una gran tradición de uso térmico de la biomasa en el sector industrial, ya que en esta zona de España hay una gran producción de aceite de oliva y del sector agroalimentario, que aportan fuentes de biomasa como orujillo, hueso de aceituna y cáscaras de frutos secos.

En 2012, el consumo de la biomasa en el sector industrial ha sido del 54%; seguido del residencial, con un 36%; un 7% en el sector de servicios y el 3% restante en el sector primario.

Proyectos incentivados

Como ejemplo de las instalaciones de biomasa térmica subvencionadas desde la Agencia Andaluza de la Energía al amparo del Programa de Subvenciones para el Desarrollo Energético de Andalucía, Andalucía A+, destaca la ayuda concedida por importe de 80.500 euros a una pyme emplazada en el municipio de Chiclana de la Frontera (Cádiz) para la instalación de una caldera de biomasa de 4.800 kW de potencia que emplea orujillo como combustible. Se estima que esta instalación, que requiere una inversión superior a los 400.000 euros, le supondrá un ahorro económico anual de aproximadamente 240.000 euros.

También, en Chipiona, se han utilizado calderas de biomasa para la climatización de piscinas. Se ha utilizado una caldera de 500 kilovatios y un silo de combustible para la climatización de la piscina municipal cubierta climatizada. Para este proyecto se ha realizado una inversión que supera los 230.000 euros, y han contado con una subvención de casi 75.000.

Datos por provincias

Por provincias, en biomasa térmica destaca Granada con el 25% de las instalaciones (4.854), donde la subvención concedida ha sido de 8,5 millones de euros, que han supuesto una inversión de más de 18 millones de euros. Le sigue la provincia de Jaén, con 10,5 millones de euros de subvención y una inversión inducida de 25,9 millones de euros para 3.880 instalaciones. En la provincia de Sevilla se han incentivado 3.020 actuaciones con casi cinco millones de euros, lo que ha implicado una inversión cercana a los 11,5 millones de euros.

Asimismo, en la provincia de Córdoba se han instalado 2.922 equipos, subvencionados con cerca de cinco millones de euros, que han significado unos 10 millones de inversión. El número de actuaciones incentivadas en Málaga ha sido de 1.776, con una subvención de más de 2,5 millones de euros y una inversión inducida de más de cinco millones. En la provincia de Almería 1.642 proyectos han supuesto una inversión cercana a los cuatro millones de euros y han recibido una subvención de más de dos millones de euros. Finalmente, en Cádiz se han concedido ayudas por más de 1,7 millones de euros para 942 instalaciones, y en Huelva 566 instalaciones han sido subvencionadas con más 900.000 euros. La  inversión movilizada ha sido de más de 4,4 millones de euros y casi dos millones de euros, respectivamente.

Social Share Toolbar
Categorías