El blog de la Energáa

Ciudad Real

Se puede producir un nuevo biocombustible con restos de uvas

Uvas para biocombustibleSegún un estudio, los restos de las uvas pueden ser la base para crear un nuevo biocombustible respetuoso con el medio ambiente

La Universidad de Castilla-La Mancha ha realizado un estudio que pretende utilizar la materia orgánica restante de las uvas usadas, y el sarmiento de la vid. La idea original es poder reutilizar la uva una vez que se ha exprimido y sacado toda la sustancia.

Este estudio está dirigido pos los profesores de dicha universidad, Juan José Hernández y Magín Lapuerta. Previamente descubrieron que estos residuos cumplían con los requisitos de idoneidad para ser tratados como biomasa y conseguir la obtención de hidrógeno a partir de su gasificación.

El hidrógeno surge de esta particular biomasa vinícola cumpliendo con un cometido clave en el uso de las energías renovables, que aunque son inagotables, cuentan con un problema para su almacenamiento y transporte, y necesitan el hidrógeno para estas tareas.

Los investigadores de la Universidad han realizado este estudio en una planta piloto de gasificación que tienen en Ciudad Real. En estas pruebas han participado la Escuela Superior Técnica de Ingenieros Industriales de Ciudad Real, y el Instituto de Energías Renovables de Albacete.

Ventajas

Este proyecto cuenta con varias ventajas, como es el caso de utilizar residuos en lugar de materia prima química en el proceso de la producción de hidrógeno, lo que combinado con las energías renovables constituye un proyecto sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Además, el 14% de la superficie agrícola en España está cubierta de viñedos, por lo que se podría contar con una buena cantidad de uvas para realizar este tipo de biocombustible.

A pesar de todos estos avances, aún hay que recorrer mucho camino, ya que la madurez tecnológica en el uso de la biomasa no está muy avanzada.

Social Share Toolbar

Inauguran dos nuevas plantas termosolares en Ciudad Real

Plataformas termosolaresLas dos nuevas centrales termosolares de Castilla-La Mancha ayudarán a reducir hasta 60.000 toneladas de CO2, consiguiendo así cumplir la normativa europea sobre las energías renovables

Han inaugurado en Ciudad Real dos centrales termosolares, Helios 1 y 2, de la Plataforma Solar Castilla-La Mancha. Son de la multinacional andaluza Abengoa, y cuentan con una producción de 100 megavatios.

Se trata de dos centrales que ocupan una superficie de más de 200 hectáreas, que durante su construcción ha generado más de 1.650 puestos de trabajo, y una vez funcionando, los puestos directos permanentes que se han creado son 90.

Horizonte 2020

Estas centrales son una pieza más del Plan Energético de Castilla-La Mancha Horizonte 2020, un proyecto para canalizar la producción energética en energías limpias y garantizar la reducción en la emisión de CO2.

La presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que este plan se pondrá en marcha en el primer semestre de 2013, y será la primera estrategia energética de la comunidad autónoma, “una estrategia compacta que va a tener en cuenta todas las fuentes de energía”. Ha afirmado que esta iniciativa servirá para garantizar el suministro de energías, “a corto, medio y a largo plazo”.

Horizonte 2020 será un proyecto con el que promocionar el uso de las energías limpias a favor de un modelo de desarrollo completamente sostenible y reducir emisiones de gases con efecto invernadero a partir del mejor uso de la energía y promoción de las renovables.

Se espera que la energía producida en estas centrales termosolares producirá una disminución de 60.000 toneladas de CO2. Esta reducción será clave para cumplir con la normativa europea que obliga a reducir el dióxido de carbono y aumentar las energías renovables.

“Castilla-La Mancha necesita industria, negocio, actividad económica con vocación de permanencia en el tiempo, industrias que tengan músculo financiero”, ha declarado Cospedal.

Social Share Toolbar
Categorías