El blog de la Energáa

energía oceánica

La Unión Europea con la energía oceánica

Instrumento que utiliza las olas para generar energía oceánicaAyer fue cuando la Comisión Europea presentó un plan de acción para impulsar la energía oceánica o energía azul con la cual se utilizan las olas y las mareas como fuentes de energía

El plan de acción presentado persigue desarrollar esta tecnología puntera impulsándola para que sea sostenible y asequible para Europa. Bruselas considera que esta energía obtenida de los mares será la que contribuya a equilibrar la producción de otras renovables como la eólica y la solar garantizando ·un suministro eléctrico total y estable”.

Durante la presentación Maria Damanaki, comisaria de Pesca y Asuntos Marítimos, ha explicado las bases del plan, que incluyen como uno de sus objetivos perseguir la creación un “foro de energía oceánica” en el que se incluya a la industria, administraciones públicas e investigadores. Este foro será el encargado de explorar la situación y ofrecer de aquí a 2016 una hoja de ruta para el proyecto.

Ghünter Oettinger, comisario de Energía, ha destacado la importancia de que este tipo de fuente produce energía de “manera continua” y no de manera intermitente como la eólica o la solar.

Creador de empleo

Este proyecto ha surgido tras varios estudios que muestran que este nuevo sector podría crear hasta 40.000 empleos de aquí a 2035, y que tiene el “potencial teórico” de cubrir el 78% de la demanda energética de la Unión Europea en 2030.

Sin embargo, frente al potencial como creador de empleo, el Ejecutivo comunitario admite que el coste de producción en este sector es “muy, muy elevado” y es necesario desarrollar nuevas tecnologías que permitan reducirlo. “Si logramos trasladar la tecnología a proyectos comerciales, los costes se reducirán. La venta de electricidad tiene que compensar el desarrollo de esta tecnología”, ha explicado Damanaki.

Entre las principales dificultades para el sector, sobre las que deberá reflexionar el foro que se va a crear, la Comisión señala los costes tecnológicos porque son “elevados” y el acceso a la financiación es “difícil”.

También existen obstáculos de infraestructura, como problemas de conexión a la red o de acceso a instalaciones portuarias adecuadas y a buques especializados, y problemas administrativos por la complejidad de los procesos de autorización y licencia, según la Comisión.

Social Share Toolbar
Categorías