El blog de la Energáa

energías limpias

Los suizos, a favor de un futuro más renovable y sin centrales nucleares

Los suizos han aprobado en referéndum con un 58,2% de los votos la Estrategia 2050, una estrategia que busca disminuir el consumo de energía, aumentar la eficiencia energética, promover las energías limpias y prohibir la construcción de nuevas centrales nucleares.

Solo cuatro cantones, Argovia, Glarus, Obwalden y Schwyz, rechazaron la nueva ley, en la que el Gobierno suizo comenzó a trabajar después del accidente nuclear de Fukushima (Japón) en 2011 para dejar atrás la era atómica y sentar las bases para un ambicioso proyecto de transformación energética en Europa.

Suiza posee cinco centrales nucleares, que serán desactivadas una vez cumplida su vida útil, en 20 y 30 años.

Un tercio de la energía que produce este país es de origen nuclear, un 60% procede de centrales hidroeléctricas y el resto de centrales termoeléctricas y de varias fuentes de energía renovable.

Dado que con la nueva ley Suiza ya no podrá contar en un futuro con un tercio de la energía que produce, la Estrategia 2050 establece una reducción del consumo de energía y electricidad.

Cada persona debe disminuir el consumo energético en un 16% hasta 2020 y en un 43% hasta 2035 en comparación con el año 2000, y el de electricidad un 3% y un 13%, respectivamente.

Recursos renovables

Para ello, Suiza pretende aumentar la producción de energía a través de recursos renovables como la energía solar, la eólica, la biomasa, el biogas y la geotérmica.

Para poder financiar este impulso a las energías renovables, tanto los hogares como las empresas tendrán que pagar más por la electricidad. Por lo que la factura de electricidad de una familia de cuatro personas y con un consumo medio se encarecerá en 40 francos (unos 37 euros).

Los detractores de la Estrategia -Alianza Energía y un comité pluripartidista con miembros del derechista UDC, los liberales del FDP, los democristianos del CVP- aseguraron que los costes serían mucho mayores y que el Gobierno “omitía” los gastos reales.

Sostienen que la ley costará en los próximos 30 años 200.000 millones de francos, lo que supone para un hogar con cuatro personas cada año 3.200 francos más en impuestos y gastos.

Igualmente argumentaron que la exigencia de reducir casi en la mitad el consumo energético en los próximos 18 años requiere “medidas drásticas” a los suizos, con instalaciones nuevas en sus viviendas y edificios y con más burocracia y prohibiciones.

Afirman asimismo que la ley provocará pérdidas de puestos de trabajo y de bienestar, sobre todo en el turismo, los comercios minoristas y los sectores manufactureros, y que las instalaciones eólicas y fotovoltáicas adicionales “desfigurarían” el paisaje.

Social Share Toolbar

Científicos de Harvard crean baterías seguras y baratas para el autoconsumo

Científicos de Harvard crean baterías seguras y baratas para el autoconsumoUn equipo de científicos e ingenieros de la Universidad de Harvard ha probado con éxito baterías recargables que podrían utilizarse para almacenar energía procedente de fuentes intermitentes, como la fotovoltaica o la eólica, resultando efectiva tanto para uso residencial como comercial

El desacompasamiento entre la disponibilidad intermitente entre fuentes renovables como el viento y el sol y la variabilidad de la demanda es uno de los grandes obstáculos a la hora de conseguir que la mayor parte de la electricidad provenga de estas fuentes. El problema podría resolverse de un modo eficaz si se pudiese almacenar una gran cantidad de energía para distribuirse y utilizarse cuando el viento no sople o el sol no brille.

No inflamables, no tóxicas y más baratas

El funcionamiento de la batería desarrollada en Harvard se basa en que materiales baratos y abundantes (carbono, oxígeno, nitrógeno o hierro, por ejemplo) disueltos en agua atrapan y liberan electrones. Esos materiales son no tóxicos, no inflamables y disponibles de forma general, haciendo esta batería más segura y barata que otros sistemas.

La base química de esta batería fue un descubrimiento del estudiante posdoctoral Michael Marshak, del estudiante de grado Kaixiang Lin y del profesor Roy Gordon, coautor del estudio. “Descubrimos que al combinar un tinte orgánico común con un aditivo alimenticio barato aumentábamos el voltaje de nuestra batería alrededor de un 50% sobre los materiales que utilizamos inicialmente”, explica Gordon. Sus resultados aportan “la primera combinación química para baterías de flujo de alto rendimiento, no inflamables, no tóxicas, no corrosivas y de bajo coste”.

La demanda de baterías para almacenar energía está en alza, sobre todo por motivos económicos. En algunas partes del mundo, se utilizan a nivel doméstico para cubrir parte del consumo eléctrico y a la vez aprovechar la producción energética de los paneles solares y otros sistemas cuando no se puede utilizar en el momento.

Social Share Toolbar

Tecnogeo ha creado un visor energético

Imagen de ejemplo de TecnogeoLa compañía Tecnogeo, que forma parte del grupo ABSIS, ha desarrollado una herramienta tecnológica que permite por internet consultar el recurso energético disponible en las cubiertas y azoteas de los edificios, en lo que a energía solar-térmica o eólica se refiere

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto al alcance de los ciudadanos esta herramienta con el fin de que los vecinos puedan plantearse la posibilidad de realizar una instalación de estas características para abastecer las necesidades energéticas de los hogares.

Funcionamiento

La suma de electrodomésticos, iluminación, equipos de climatización y electrónicos que utilizamos en casa convierten a los edificios en los principales consumidores de energía de la ciudad. Por una parte, las condiciones climáticas de Barcelona permiten que las tecnologías que aprovechan el sol y el viento tengan un gran potencial y puedan convertirse en los principales recursos energéticos autóctonos de la ciudad.

Aprovechar la energía solar y eólica en nuestra azotea es una buena oportunidad para reducir el coste energético e impulsar el uso de energías limpias.

Entrando en la web del ayuntamiento de Barcelona, se accede a la herramienta energética y poniendo la dirección del edificio que queremos consultar aparece un mapa en el que se encuentra el edificio que buscamos y los recursos energéticos más adecuados para instalar: Solar-térmica, Solar-fotovoltaica o Mini eólica.

Para cada uno de los recursos se dan unos primeros valores sobre la potencia de generación energética utilizando la cubierta del edificio y unas estimaciones respecto al ahorro energético que supondría.

Social Share Toolbar
Categorías