El blog de la Energáa

jardín

Tener un jardín en la azotea ayuda a la disminución del CO2

Según Danosa, empresa de sistemas integrales para la construcción sostenible, la presencia de plantas en una zona ajardinada en lo alto de un edificio, ayuda a la disminución de hasta el 50% del CO2 (dióxido de carbono) que se emite a la atmósfera.

La compañía ha afirmado también que la posesión de un jardín en la azotea de un edificio de viviendas comunitarias ayuda, además de la disminución del CO2, al ahorro de hasta el 30% en lo que respecta al gasto de climatización del edificio. Esto es debido a lo que se llama el “efecto toldo” que aparece de cara a la radiación solar y a que se esta manera se reduce también el ruido medioambiental.

Ahorro y sostenibilidad

Para mejorar el ahorro y la sostenibilidad en los edificios comunitarios lo mejor es colocar un pavimento que sea aislante y térmico para que haga que la azotea sea transitable y se tenga al mismo tiempo una cubierta ajardinada ecológica que aportará además vegetación.

Danosa asegura que “La combinación de estas dos soluciones integrales no sólo mejorará la estética del edificio sino que lo hará más eficiente energéticamente”

Social Share Toolbar
Categorías