El blog de la Energáa

luz y gas

¿Quieres ahorrar hasta 300 euros en la factura de luz y gas?

A continuación te damos una serie de consejos para ahorrar en la factura de luz y gas.

– Climatización:

El 46% del consumo anual de una vivienda procede de la calefacción. Algo tan simple como subir un grado la temperatura incrementa el gasto en un 7%,. Emplear termostatos programables que regulan la temperatura a las necesidades reales de la vivienda, tanto de día como de noche reducen el consumo diario.

Según los expertos una buena medida para ahorrar en la factura es la elección de una caldera eficiente y su mantenimiento (una revisión anual para alargar su vida).

Igualmente, bajar un grado el aire acondicionado supone un aumento en el consumo. Es importante comprobar que la máquina incorpora deshumidificador y filtros para el tratamiento del aire y mantener la temperatura alrededor de los 25 grados. También se aconseja conectar el equipo dos horas antes de su uso y vaciar con regularidad el recipiente de recogida de agua.

– Iluminación:

El uso de bombillas de bajo consumo y leds es sinónimo de ahorro. También la optimización de los puntos de luz, con una distribución que cubra los diferentes espacios de la vivienda.

En la cocina conviene situar los puntos de luz de manera que se eviten las sombras en las principales zonas de trabajo. En el baño se puede aprovechar la reflexión de la luz en espejos y azulejos para potenciar la iluminación. Y en el despacho, la fatiga producida por el contraste entre sombras y luces de la pantalla se contrarresta con una iluminación posterior a la misma.

– Aislamiento:

Un ahorro en energía importante empieza fuera de las paredes del hogar con el uso de materiales adecuados para el buen aislamiento de la fachada y de esta manera mantener la climatización y evitar que el clima exterior penetre hasta el interior de la vivienda.

Las ventanas son un elemento importante para reducir los costes en la factura de luz y gas y revisar periódicamente los marcos y vidrios, verificar que no existen pérdidas es importante para el ahorro.

– Electrodomésticos:

Por cada grado menos en la temperatura del frigorífico o congelador se gasta un 5% más de energía. Cada vez que se abre la puerta se pierde el 20% de la energía acumulada. Al igual que se debe intentar no abrir el horno mientras esté encendido.

Otros consejos como utilizar el lavavajillas a plena carga supone un ahorro de hasta el 60% en agua y electricidad, reducir la temperatura de la lavadora reduce el consumo de energía a la mitad.

 

 

Social Share Toolbar
Categorías