El blog de la Energáa

reciclar

Investigan la producción de gafas a partir de desechos

Gafas producidas con desechosLos centros tecnológicos AIDO, AIMPLAS y AINIA han estado trabajando de manera conjunta en el proyecto OPTOBIO, con el fin de desarrollar material apto para fabricar monturas de gafas 100% biodegradables

El proyecto cuenta con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, y se basa en el material obtenido de los residuos de los subproductos de las fábricas de zumo.

De estas acciones se desprende un doble beneficio. Por una parte, se resuelve la gestión de subproductos en la industria agroalimentaria al valorizar sus residuos. Por la otra parte, se hace posible la fabricación de productos ópticos-oftalmológicos biodegradables gracias al desarrollo del nuevo material, facilitando la gestión como residuo una vez terminada su vida útil.

Investigaciones

En la búsqueda por alcanzar los objetivos, el Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen (AIDO) se centró en los requisitos que necesitaban que tuviera el material para fabricar las monturas. Una vez que esto estuvo claro se verificó que el material obtenido poseyera esas características mecánicas y físico-químicas, y también cumpliera la legislación actual.

AINIA a su vez ha sido quien ha trabajado en comprobar que el bioplástico podría obtenerse gracias a un proceso de bioproducción de estos subproductos agroalimentarios, ricos en azúcares, nitrógeno y oxígeno.

Por último AIMPLAS ha sido la parte responsable de identificar las propiedades del nuevo material mediante la incorporación de aditivos que mejoren sus funciones en cuanto a la flexibilidad, la resistencia mecánica y el rayado.

Según las primeras investigaciones, el material resultante del proyecto también puede adaptarse para su utilización en otras industrias como las del envase y el embalaje o la automoción.

Social Share Toolbar

Cantabria recicla por encima de la media

Contenedor para reciclar envasesLos datos sobre el reciclaje en Cantabria durante el año 2013, que ha publicado Ecoembes, reflejan que se llegaron a reciclar 19.619 toneladas de envases, es decir, un 83% del total

Javier Fernández, consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo; ha declarado que estas cifras sobre el reciclaje de envases en la zona suponen “un impulso para seguir trabajando desde el Gobierno de Cantabria para mejorar, aún más si cabe, la labor que se hace en esta materia”.

También ha destacado la “gran colaboración” de los cántabros a la hora de separar basuras en los hogares, ya que solo el 20% de los residuos de los contenedores de envases debería haber sido depositado en otro contenedor, frente al 25% nacional.

En general, la Comunidad Autónoma supera los mínimos marcados por la directiva europea, fijados en el 55% de todos los existentes, y se sitúa por encima de la media nacional, donde el reciclaje de este tipo de residuos supone el 71,9% de los envases puestos en el mercado.

Facilidades para el reciclaje

Estas 19.619 toneladas engloban los envases de plástico procedentes de los 2.870 contenedores amarillos; y los residuos de cartón y papel de los 1.792 contenedores azules repartidos por toda la región.

Prácticamente la totalidad de la población cántabra tiene acceso, por proximidad, a puntos de recogida selectiva de envases ligeros: plásticos, latas, briks, papel y cartón.

Además, la Comunidad Autónoma cuenta con dos plantas de selección manual de envases ligeros. Una está situada en Torrelavega, El Mazo; y la otra en Santander, Candina. La primera de ellas recoge cerca de 1.400 toneladas al año, y la segunda recoge unas 3.650 toneladas al año.

Social Share Toolbar

La FER ve en grave riesgo el futuro del sector del reciclaje

FER defiende el sector del reciclajeLa FER, o Federación Española de la Recuperación y el reciclaje, ha denunciado las recientes subidas de los costes de la energía eléctrica ante los ministerios de Industria, Energía y Turismo y de Economía y Competitividad

Según la FER estas subidas en los costes energéticos tendrán consecuencias muy graves en el sector, tales como el posible riesgo de cierre de instalaciones y pérdidas de puestos de trabajo.

Esta federación representa a la industria del reciclaje, y como tal ha denunciado que los peajes de acceso a la energía eléctrica y determinadas tarifas y primas en las instalaciones supera en muchos casos el 100% del coste energético, suponiendo un punto de inflexión en la viabilidad del sector del reciclado.

Efectos negativos en el sector

La FER ha declarado que esta nueva coyuntura económica ha golpeado al sector, reduciendo su actividad en torno a un 50%, y en este contexto pueden llegar a darse consecuencias como la pérdida de competitividad, la deslocalización de las plantas de tratamiento, la destrucción de puestos de trabajo, el incumplimiento de los objetivos del reciclado y una mayor dependencia de materias primas extranjeras.

Según la FER el 80% del acero producido en España procede de chatarra de acero reciclada; y en el caso del plomo o del aluminio estas cifras constituyen el 100% y el 50% respectivamente.

Por ello, añade que si desaparece la industria recicladora española todas esas materias primas habrán de ser importadas con lo que nuestra industria será totalmente dependiente de mercados exteriores.

En conclusión, la FER propone moderar el precio de la energía eléctrica y abaratar las tarifas de acceso.

Social Share Toolbar
Categorías