El blog de la Energáa

rehabilitación de edificios

La biomasa cobra más protagonismo

Instalación de biomasaLa implantación de instalaciones que funcionan con biomasa está generando un fuerte impulso al sector. Se sustituyen los sistemas obsoletos por estas nuevas instalaciones

Este impulso se ve también reforzado por las recientes normas de rehabilitación integral que se han puesto en marcha en España.

La biomasa ha dejado de ser una alternativa energética fiable para ser también un mercado seguro y una oportunidad atractiva de negocio para profesionales del sector. La certificación de la eficiencia energética está abriendo nuevas oportunidades para la biomasa y sus instalaciones. Tanto sustituyendo equipos antiguos de gasóleo o carbón como en las nuevas edificaciones.

Apoyos a la biomasa

El Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas (2013-2016) y la certificación energética obligatoria en viviendas nuevas han relanzado el uso de la biomasa. Se trata de una solución energética eficiente, sostenible y más barata.

Además, también influyen las líneas de ayuda y financiación vigentes del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los programas BIOMCASA II, GIT, FONDO JESSICA IDAE y el próximo Programa de Rehabilitación Energética de Viviendas dotado con 25.000.000€, que se centrará sólo en las instalaciones térmicas de biomasa.

Los Proyectos Clima, las Líneas ICO para la Rehabilitación de Viviendas y Edificios 2013 y las ayudas directas de diferentes Comunidades Autónomas también avalan y financian las diferentes actuaciones para fomentar la biomasa.

Escaparate principal

La celebración de Expobioenergía es el mayor escaparate especializado en tecnología de la biomasa en Europa, y las próximas jornadas se celebrarán del 22 al 24 de octubre en Valladolid.

Aquí se abordarán diferentes temas, como las diferentes líneas de negocio procedentes de la biomasa: instalaciones, puestas en marcha, mantenimiento, etc. tanto a nivel industrial como doméstico.

Social Share Toolbar

La sostenibilidad en la construcción pasa por observar el comportamiento ante el clima

Unterrainer, experto en sostenibilidad en la construcción“Para mejorar la sostenibilidad en la construcción es importante que el edificio presente un buen comportamiento ante el clima, de modo que permita ahorrar energía. La tecnología supone una ayuda, pero no es la respuesta”, Walter Unterrainer, director del Máster Laboratory of Sustainable Architectural Production de la Universidad de Umea (Suecia)

Así de firme se mostró Unterrainer durante el curso que impartió en el Máster de Diseño y Gestión Ambiental de Edificios de la Universidad de Navarra.

El profesor explicó que se puede aprender mucho de algunos edificios históricos: “No disponían de sistemas de aire acondicionado ni calefacción, pero resultaban muy confortables porque se diseñaban de acuerdo con un gran conocimiento del clima del lugar”.

Sostenibilidad ambiental, económica y social

Durante estas charlas, quiso destacar que la tendencia de futuro son los edificios de energía nula, es decir, los que producen la misma que consumen, aunque espera que también se considere la energía incorporada: “Se trata de equilibrar la energía que se necesita para construir un edificio con la que éste contribuye a ahorrar durante su uso”.

Además, también comentó que la sostenibilidad ambiental en la edificación debe ir siempre de la mano de la sostenibilidad económica y social ya que este tipo de proyectos carecen de sentido si los ciudadanos no pueden permitírselos. Desde su posición propone fomentar la investigación para buscar soluciones que satisfagan todos estos aspectos.

“Uno de los grandes retos reside en ver qué hacemos con el actual parque inmobiliario que ha quedado obsoleto. Es caro derribar un edificio, reciclar los materiales y después levantar otro” señaló Unterrainer. Para enfrentarnos a estas diatribas, propuso un modo de pensar que sea más sostenible, como “dar a las construcciones una segunda oportunidad; por ejemplo, manteniendo la estructura principal y modificando elementos como la fachada y la cubierta” o “una reducción de impuestos para las compañías que decidan transformar sus instalaciones. De este modo, se compensan los costes de la obra”.

Social Share Toolbar

Cambiar los hábitos de consumo energético para reducir la factura

Eficiencia energética para reducir la facturaLa Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3e) ha elaborado un estudio que revela que el cambio de hábitos de consumo en términos energéticos supondría un ahorro de cerca de 76 euros anuales en viviendas y 6.750 en oficinas

Lo que A3e propone en el documento publicado bajo el nombre “Consumo, Medidas y Potenciales Ahorros en Edificios” es que el desarrollo de nuevos hábitos, como apagar las luces de los espacios vacíos, supondría un ahorro muy significativo en la factura eléctrica sin necesidad de invertir cantidad alguna.

Pero la Asociación va más allá, y plantea la posibilidad de adoptar medidas concretas en la rehabilitación de edificios para conseguir la eficiencia energética sin elevar los costes, como por ejemplo modernizar los sistemas de calefacción y refrigeración.

Rehabilitación en viviendas

De acuerdo con el informe publicado, sustituir la iluminación de una casa por bombillas de bajo consumo proporcionaría un ahorro del 50%, cerca de 61,37 € al año.

La introducción de energías renovables en las viviendas es otra de las medidas a tener en cuenta, según A3e. En el ejemplo desarrollado en su estudio, que contempla la implantación de este tipo de energías en una casa de 100 m2 ubicada en la zona atlántica y con un 25% del gasto energético destinado a la calefacción, el ahorro en la factura sería del 12%, lo que supone cien euros anuales.

Ahorro en oficinas

En lo relacionado a las oficinas, las medidas que ofrece “Consumo, Medidas y Potenciales Ahorros en Edificios” son muy sencillas, ya que simplemente con la incorporación de un sistema de iluminación con control de presencia y la sustitución de las máquinas de climatización, una oficina de 5.000 m2 y uso diurno podría ahorrar un 25% de su factura eléctrica, lo que en este caso supondría aproximadamente 33.750 euros al año.

Otros edificios

El estudio elaborado por la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética valora también las medidas más apropiadas para hospitales y museos.

En el primer caso, el documento señala que un edificio con 500 camas podría ahorrar un 25% de su gasto energético con mejoras en su aislamiento, y otro 35% con el uso de biomasa como combustible.

En cuanto a los museos, A3e propone un ahorro del 12,46% del coste energético realizando modificaciones relacionadas con la iluminación, la climatización, las instalaciones de seguridad o los detectores eléctricos de movimiento, entre otros.

Social Share Toolbar
Categorías