El blog de la Energáa

Tesla camino a Marte

El Tesla lanzado al espacio con un cohete de Space X a principios de febrero representa lo que podría ser la carga más grande de bacterias terrenales que han entrado en el espacio. El lanzamiento del cohete más potente en los últimos cuarenta años ha iniciado una nueva era en la exploración espacial, ya que abre la puerta a los vuelos baratos más allá de la órbita terrestre. La colonización de la Luna y la futura llegada del hombre a Marte está ahora más cerca por el impulso de Space X.

La Oficina de Protección Planetaria de la NASA se asegura de que las naves espaciales que planean aterrizar en otros planetas sean estériles. “Si hay una biota indígena de Marte, corre el riesgo de contaminarse con la vida terrestre”, dijo en un comunicado Jay Melosh, profesor de ciencias terrestres, atmosféricas y planetarias en la Universidad de Purdue, que se pregunta las posibilidades reales de supervivencia y adaptación de microorganismos terrestres en el plenate rojo.

Pero la Oficina de Protección Planetaria no regula las naves espaciales que planean permanecer en órbita; dado que el Tesla nunca tuvo la intención de aterrizar, no se limpió antes del despegue. El Tesla podría potencialmente aterrizar en Marte, aunque es poco probable, dijo. El auto está en una órbita que cruza la Tierra y Marte, y probablemente terminará impactando en la Tierra, pero podrían pasar millones de años antes de que eso suceda.

Las temperaturas extremas, la baja presión y la radiación cósmica no filtrada hacen del espacio un ambiente inhóspito para los organismos vivos. Sin embargo, no siempre los mata: algunas bacterias se vuelven latentes en el vacío del espacio y se despiertan nuevamente cuando las condiciones son las adecuadas.

Una nueva era

Un coche eléctrico conducido por un maniquí vagando por el espacio. La imagen se ha convertido en algo icónico. Y, muy probablemente, en la mayor campaña publicitaria en la historia de la industria automovilística. Pero esto es solo una anécdota.

Lo realmente importante no es la foto del Tesla Roadster poniendo rumbo más allá de Marte, sino el cohete que lo ha puesto en órbita. Es un auténtico hito que abre una nueva era en la conquista del espacio.

Pero tampoco lo es porque una empresa privada, Space X, liderada por Elon Musk, haya lanzado el cohete más potente en cuatro décadas, solo superado por el Saturno V que permitió la llegada del hombre a la Luna. Lo es porque ha supuesto una enorme proeza tecnológica que abre la puerta, con una base real, a una nueva exploración del espacio. Ahora, la Luna está más cerca de convertirse en un destino del turismo espacial y la llegada del hombre a Marte empieza a verse por primera vez como algo posible.

Social Share Toolbar
Categorías